viernes, 14 de marzo de 2008

LA MAÑANA DEL VIERNES SANTO (3ª Y ÚLTIMA PARTE)

El magnetismo de la imagen del divino Nazareno no tiene parangón, llegando a su máxima eclosión en la cima del Gólgota prieguense, donde, tras una angustiosa subida a hombros de sus cientos de costaleros, el Rey de Priego imparte la bendición a su pueblo, que levanta en sus manos el humilde hornazo

Son miles los prieguenses que venidos de todos los rincones del mundo regresan este día tan especial a la ciudad que los vio nacer, para recibir la bendición del Nazareno, una imagen que permanece imborrable en la retina de todos aquellos que la contemplan y que supone el momento de máximo interés de la Semana Santa prieguense y, sin lugar a dudas, una de sus señas de identidad.


video

No hay comentarios: